Las tres lecciones que nos deja Sketchbook de Disney+

El fin de semana tuve la oportunidad de devorar Sketchbook de Disney+. ¿Quieres saber por qué la recomiendo?

El fin de semana tuve la oportunidad de devorar Sketchbook de Disney+. ¿Quieres saber por qué la recomiendo?


Fácil, porque es una clase maestra de creatividad y vocación de la mano de los mejores animadores del mundo. Mark Henn, quien lleva 41 años trabajando para Disney es uno de ellos y ha sido responsable de personajes como Ariel, Jasmine, Mulán y Simba, solo por nombrar algunos. Te deja en su recorrido tres consejos que para mi son fuente de dopamina segura:

El valor del pasatiempo 🧩

Los pasatiempos muchas veces te permiten ver las cosas desde otra perspectiva. Cuando Mark se enfrentó al desafío de dibujar a Simba, no solo tuvo que aprender sobre el comportamiento de los leones, sino que también de anatomía felina. La escultura como pasatiempo fue lo que le permitió a Mark pensar de forma volumétrica y así lograr lo que quería y mejorar como animador.

Realidad Vs credibilidad ☝

Hay una gran diferencia entre lo que es real y lo que es creíble. Mufasa no es real, es un dibujo animado al igual que Bambi, pero su muerte se siente casi como la de un ser querido cuando la pones en contexto. La gracia de la creatividad es que, pese a ser un intangible, puede ser tan intensa como la vida misma, siempre y cuando sea honesta con el tratamiento de las emociones. Por eso es importante siempre observar lo que hacen los demás para construir un relato desde la empatía.

No soltar ese sueño. ✨

Mark Henn no entró tan fácil a Disney. Él se propuso llegar al mejor estudio de animación del mundo, pero lo rechazaron. Mejoró su trabajo, experimentó y golpeó puertas hasta que finalmente le dieron una oportunidad como asistente. Claramente la supo aprovechar.

Subscribe to Horacio Garay

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
jamie@example.com
Subscribe